Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso.
Una Semana poco Santa

Todas las noticias>Una Semana poco Santa

Una Semana poco Santa

Una Semana poco Santa

Se acerca la Pascua y con ella distintos actos que nos recuerdan que nuestras raíces culturales presentan claros aspectos religiosos. Desfiles, romerías y procesiones en los que la devoción por los patrones locales junto a la celebración de días de fiesta son una muestra de una singular combinación de espiritualidad y diversión.

La tensión existente entre la solemnidad de la Semana Santa con lo divertido de las distintas fiestas celebradas se manifiesta claramente en Sevilla, donde a la celebración de la religiosa Semana continúa poco después su Feria de Abril. O en Valencia, donde pasa lo contrario con sus Fallas. Por tanto, en nuestra cultura ¡es posible ser una persona gamberra pero no por ello pecadora!

Dicho esto... ¿Por qué no aprovechar los días de asueto en Pascua para reflejar esta tensión? Después de todo, hemos visto que en nuestra original cultura está permitido transgredir dentro de unos límites. Por ejemplo, con la camiseta Nunca olvido una cara pero contigo haré una excepción es una muestra de que es posible ser una persona ácida pero no por ello desagradable. Toda una (divertida) declaración de intenciones.

¿Vas a llenar tu Instagram de fotos de estilosas señoras con mantilla? Eso es porque vas a la procesión de tu patrona por devoción ¡pero también por vanidad! Así que si vas a hacer gala de tus contradicciones hazlo como toca. Por ejemplo con la camiseta Antes era vanidoso ahora soy perfecto reflejarás como eres tu: una persona vanidosa pero sincera y divertida, ya que se ríe de si misma.

Durante los días de Pascua suele hacer buen tiempo, lo que se traduce en la celebración de actos en exteriores como los partidos de fútbol. En estas celebraciones vemos lo mejor y lo peor de las personas; es común ser partícipe de un inspirador trabajo en equipo pero también de la arrogancia del ser humano ¡Como cuando no reconocemos que perdimos claramente el partido, sino que ponemos originales pero inútiles excusas!

O cuando la verdadera motivación para llevar a cabo la competición no es pasar un buen rato, o ni siquiera sentirnos campeones sino.... ¡hacer perder al otro!

En todo caso estas gamberradas son una buena manera de ser alguien sincero sin perder la simpatía, como por ejemplo cuando regalas esta camiseta. En el fondo quieres lo mejor para tus amistades pero lo haces a tu manera.

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Name: *
E-mail: * (Not Published)
Website: (Site url with http://)
Comment: *
Type Code
Producto añadido a su carrito
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en tu carrito. Hay 1 artículo en tu carrito.
Total productos
Total envío  Ha de determinarse
Total
Continuar comprando Realizar pedido